From our blog

Amo Yachts - ¿Cuánto cuesta mantener un barco de 6 metros?

¿Cuánto cuesta mantener un barco de 6 metros?

Una de las principales preocupaciones que surgen a la hora de adquirir tu embarcación es cuánto va a suponer al año el mantenimiento de esta embarcación.

Coste de comprar un barco

Cómo calcular el gasto anual de un barco de 6 metros

No se puede calcular exactamente cuánto te va a costar al año mantener un barco de 6 metros, pero existen unos gastos que suelen variar según el tipo de amarre o navío que quieras adquirir.

Lo mejor en estos casos es consultar a un experto; es decir, una persona que cuente con un barco de las mismas características del que tú deseas. Aun así, los profesionales aseguran que los costes anuales de mantener un barco suelen suponer el 10% del coste total de la embarcación; otros, en cambio, son más optimistas y aseguran que este valor está entre un 5% y un 6%.

Lo mejor es que, si vas a comprarte un barco, analices la zona en la que vives, el tipo de navegación que deseas y el navío que vas a adquirir. En este post te explicamos todos los gastos a los que te tendrás que hacer frente si decides comprarte un barco.

El seguro del barco

Cualquier barco, así como cualquier medio de transporte, necesita un seguro que cubra al propietario en caso de accidente; por eso, lo más recomendable es que hables con un agente de seguros especializado en el sector náutico.

Estos seguros pueden dividirse en dos: obligatorio y voluntario. El obligatorio es el que cubre la responsabilidad civil del dueño y es igual en todas las compañías; por su parte, el voluntario dispone de coberturas propias en función de la aseguradora.

¿Qué coberturas tiene?

Las coberturas del seguro obligatorio de un barco son:

  • Daños materiales a terceras personas.
  • Muerte o lesiones a terceros.
  • Pérdidas económicas producidas por los daños anteriormente comentados.
  • Daños a otros barcos por colisión o al ser remolcados.
  • Costes jurídicos y extrajudiciales que suponen la defensa del asegurado.

Por su parte, las principales coberturas que se suelen incluir en los seguros voluntarios son:

  • Daños propios.
  • Daños a los ocupantes del barco.
  • Asistencia en navegación.
  • Defensa jurídica.
  • Asistencia en viajes.
  • Reclamaciones de daños a terceros.

Del mismo modo, si vas a comprarte un barco de 6 metros para acudir a las regatas debes contar con un seguro específico pensado para esta práctica deportiva.

El coste del amarre

El coste del amarre varía en función de la zona en la que vivas y del uso que vas a realizar de tu barco. Un amarre más lejano supone un menor coste, aunque no te permitirá disfrutar tanto de tu barco puesto que vas a tener que desplazarte más.

Por otro lado, también puedes ahorrarte un dinero eligiendo un barco remolcable, pudiendo transportarlo en tu vehículo, y guardándolo en tu garaje. Lo más recomendable es que acudas a distintos puertos y puedas ver las posibilidades que te ofrecen; por ejemplo, si tienen acceso para personas con movilidad reducida.

Mantenimiento del barco, de sus equipos y del motor

El mantenimiento de un barco de 6 metros es el gasto que genera un mayor desembolso económico, incluso más que la propia compra en algunas ocasiones. Esta inversión asegura el buen estado del navío, tanto por dentro como por fuera.

El mantenimiento varía según los años y el estado del barco; también cambia si el barco es de segunda mano o se trata de uno nuevo. Para que te hagas una idea, estas son algunos aspectos que debes vigilar en tu embarcación:

  • Revisión del motor, cambio de aceite y filtros, puesta a punto: Anual.
  • Cambio de ánodos de sacrificio: Anual.
  • Revisión electrónica: Cada 10 años.
  • Revisión de las balsas salvavidas y otros equipos de seguridad: Cada 2 años.
  • Limpieza del casco: Anual, aunque puede ser mayor si el barco si utiliza con mucha frecuencia.
  • Mantenimiento interior del barco.
  • Cambio de baterías: Entre 3 y 5 años.
  • Suscripción a las aplicaciones de navegación.
  • Revisión de las bombas del baño y de achique: Cada 2 años.
  • Revisión del aire acondicionado y del deshumidificador.
  • Cambio de tapicería, defensas y bimini: Entre 7 y 9 años.
  • Cambio de velas: Cada 10 años o 5 si eres regatista.
  • Cambio de escotas y cabos de amarre: Entre 5 y 10 años.
  • Utilización de cera, productos de limpieza o pulimiento, entre otros.

Combustible y otros gastos derivados de su uso

El combustible es otro de los gastos que debes tener en cuenta cuando vas a comprar un barco de 6 metros. En las embarcaciones a motor el coste en combustible es mayor que en los navíos a vela; además, estos gastos aumentan si vas a cocinar en el barco o si vas a navegar en invierno, puesto que será necesario que pongas la calefacción del navío.

Por otro lado, si deseas ahorrar una buena cantidad de dinero en este apartado siempre puedes optar por un barco a vela, cuyo consumo es mínimo.

Costes de desplazamiento

Se refiere a los gastos que suponen acceder al barco; es decir, el combustible del vehículo, los peajes, el aparcamiento y otros desembolsos económicos que debes realizar cada vez que sales a navegar.

Barcos navegando en el mar

Estos gastos no los tienes que tener en cuenta si vas a navegar de forma esporádica, porque no supondrán un gran desembolso anual; por su parte, si vas a utilizar el barco con mucha frecuencia sí debes anotar estos gastos.

Coste del invernaje y del varadero

La mejor época para navegar es el verano; una vez llegado el invierno, es necesario pensar dónde vas a guardar tu barco durante estos meses.

Estos gastos se pueden calcular con mucha facilidad, en función de tu zona de residencia y del tipo de invernaje que elijas.

Coste de Inspección Técnica de Barcos (ITB)

Las inspecciones técnicas y los reconocimientos a los que deben someterse todos los barcos también suponen unos costes. Para poder navegar, un barco necesita disponer del Certificado de Navegabilidad y el Certificado de Inscripción.

Para barcos de más de 6 metros, estas inspecciones deben realizarse cada cinco años aunque la mayoría de los dueños realizan un reconocimiento a la mitad de este período. El coste de estos reconocimientos depende del tamaño de la eslora.

Extras e imprevistos

Pequeños arreglos, necesidades o cambios que quieras realizar suelen suponer un coste extra que no tenías planificado. Estos gastos pueden ir desde comprar una nueva funda para el camarote hasta instalar un toldo extra para tu eslora.