El verano es la época del año perfecta para realizar todas aquellas actividades que, durante el resto del año, no has podido hacer. Ya sea por trabajo, por mal tiempo o por el motivo que sea, actividades como la navegación no se suelen realizar durante el invierno, principalmente por el mal clima.